Historia

El origen de Chepén se remonta a la época pre inca; la tradición oral y restos arqueológicos dan cuenta que Chepén tiene su origen en Moro bajo el dominio de la cultura Mochica, lugar que abandonaron para asentarse en su territorio actual, a causa del aluvión de 1578. El nombre de Chepén aparece en los registros documentales de la colonia, desde 1567; en 1593, Toribio de Mogrovejo llegó a la ‘Parroquia de Chepén’. Ese año se otorga al Cacique Francisco Chequén las tierras de la Calera y Ñampol. Existen versiones que Chepén se fundó en tierras obsequiadas por este Cacique.

Creación de Chepén: Chepén estuvo alternamente comprendido en las antiguas culturas CHAVIN, MOCHICA, WARI, CHIMU E INCA . En la época colonial figura como pueblo, distrito, doctrina y parroquia integrante del corregimiento de Zaña, Primero y del partido de Lambayeque. Ya en la República fue distrito de la provincia de Lambayeque el 18 de Abril de 1864. El 11 de Noviembre de 1914, el presidente del Perú Coronel Oscar R. Benavides, promulgó la Ley Nº 2006 mediante la cual Chepén, se eleva a la categoría de ciudad. El 8 de Setiembre de 1984, el distrito de Chepén fue separado de la provincia de Pacasmayo y pasó a integrar la nueva provincia de Chepén, mediante la Ley Nº 23910, siendo presidente del Perú el Arquitecto Fernando Belaunde Terry.

chepen antes

 Iglesia Antigua de Chepén

 

Breve Reseña del Ferrocarril: Ferrocarril Pacasmayo-Guadalupe -Chepén -Chilete Av. Gonzáles Cacéda de Chepén en 1947. Se observa las vias del tren.

Este ferrocarril conectaba dos departamentos La Libertad y Cajamarca. Originalmente diseñado para llegar hasta la ciudad de Cajamarca sólo llegó hasta Chilete. Una de las razones de no completarlo hasta Cajamarca es el hecho de que a partir de Chilete la gradiente es de 13 % lo que resultaba demasiado para un ferrocarril. Su historia empieza el 8 de marzo de 1870 cuando se abrió un concurso público para su construcción. La propuesta de un señor de apellido Barbe fue la ganadora. En julio de 1870 la concesión fue transferida a los señores García y Zamata. Muy poco progreso se hizo y el gobierno decidió contratar el 13 de diciembre de 1870 a Henry Meiggs para su terminación. Su construcción se inició en 1871 por Ernesto Malinowsky quien trabajaba para Meiggs. En 1874 las secciones Pacasmayo-Guadalupe y Capasnique-Chilete fueron abiertas al tráfico. En 1877 inundaciones destruyeron mucho de la línea estando así a comienzos de la guerra con Chile. Era de propiedad del Estado. Posteriormente pasó a ser administrado por la Peruvian Corporation. A pesar de estar inconcluso era uno de los de mayor movimiento del norte, transportaba minerales y productos agrícolas. Fue reconstruido hasta a Chilete en 1908. Tenía 105 km de extensión con un desvío de 26 km desde Calasnique a Guadalupe que pasaba por las haciendas de Verdún, San José y Chepén. Su trocha era ancha de 1.435 m. Prestó servicio hasta 1967. Estaciones de la línea principal: Pacasmayo 0, San Pedro 8, Calasnique 16, Tecapa 21, Tolón 37, Ventanillas 42, Pay Pay 46, Gallito 51, Montegrande 55, Tembladera 62, Yonán 65, Quiden 83, Llallén 94, Mónica 97 y Chilete 105. Estaciones desvío a Guadalupe: Calasnique 16, San José 18, Cultambo 22, Chafán 25, Limoncarro 27, Cerrillo 29, Talambo 34, Chepén 38 y Guadalupe 42.7. Datos técnicos: Gradiente: máximo 3.5 % Rieles: 60 libras por yarda.

ferrro
El recordado TREN fue una las vías de comunicación que lanzo a Chepén hacia el desarrollo comercial. Cientos de pequeños agricultores trasladaban sus productos de chacras o huertas hacia la ciudad. Llegaban de todas las haciendas del valle, y de caseríos de Cajamarca. El periodista Oscar Miguel Deza Gallardo recuerda que este servicio era rápido, alegre, económico y, a veces, peligroso. Era parte del paisaje ver a El recordado TREN fue una las vías de comunicación que lanzo a Chepén hacia el desarrollo comercial. Cientos de pequeños agricultores trasladaban sus productos de chacras o huertas hacia la ciudad. Llegaban de todas las haciendas del valle, y de caseríos de Cajamarca. El periodista Oscar Miguel Deza Gallardo recuerda que este servicio era rápido, alegre, económico y, a veces, peligroso. Era parte del paisaje.

Geografía

 Chepén se encuentra al pie de un cerro, donde crecen solamente cactus. En lo alto hay ruinas y restos de murallas precolombinas donde se hallaron cerámicas y tumbas. Actualmente, no hay explotación turística pero sí arqueológica. Han sido realizadas excavaciones arqueológicas desde el 2002 en el marco del Proyecto Arqueológico Cerro Chepén, bajo la dirección del arqueólogo peruano Marco Rosas. Se sube a la cumbre a pie, hay una Vía Crucis en forma de escalera que llega a la estatua de Jesucristo. Desde lo alto, se divisa la ciudad, los cultivos, la carretera Panamericana y las colinas de la costa.

Población

La ciudad tiene 76.528 habitantes.Se encuentra enclavada en una zona arrocera por excelencia, posee industrias alimenticias primarias y de producción de tintes industriales. Posee una superficie de 287.34 Km2 a unos 130 msnm.

Turismo

Algunos de los sitios turísticos cerca de la ciudad de Chepén son:

  • Conjunto arqueológico Chepén: complejo de piedra protegido con una muralla que lo rodea con solo dos accesos, uno al norte y otro al sur. Destacan atalayas, adoratorios y habitaciones con hornacinas. Ubicado en el distrito de Chepén a 139 km de la ciudad de Trujillo (2 horas).
  • Complejo arqueológico San José del Moro: se trata de un cementerio Mochica, donde se han descubierto 3 tipos de tumbas: de Bota, de Cámara y de Pozo. Actualmente La Universidad Católica del Perú realiza los estudios de investigación a través del Programa Arqueológico del mismo nombre. También funciona un pequeño museo en el lugar.

sm

  • Capilla Inmaculada Concepción: es una capilla ubicada en la calle Arequipa #800 en los barrios bajos de Chepén, en sus interior se encuentra la imagen de la Santísima virgen Inmaculada Concepción protectora de la ciudad de Chepén. es una punto mariano que recibe un sin números de fieles y devotos que viene a visitar a la virgen.
  • Templo San Sebastián, una iglesia moderna que en su interior se encuentra nuestro patrón San Sebastián quien es el santo patrón de todo el pueblo de Chepén la primera iglesia fue construida en 1785.
  • Chérrepe.- balneario ubicado en el distrito de Pueblo Nuevo.
  • Coslachec.-Marco Legal El 22 de julio del 2007, mediante Resolución Directoral Nacional Nº 676/INC se declara Patrimonio Cultural de la Nación a Coslachec, sitio arqueológico en el cerro Chepén, localizada en el distrito y provincia de Chepén (La Libertad, Perú); estudios arqueológicos realizados los años 2003 y 2004 dan cuenta que la obra fue construida y ocupada durante el periodo Moche Tardío. Ubicación Está ubicado sobre la cima y faldas orientales del cerro Chepén; el sitio se levanta en el centro del gran cono aluvial que forman los ríos Jequetepeque y San Gregorio en su aproximación al mar. Desde esta ubicación preferencial, los antiguos habitantes del sitio ejercían control visual de los puntos neurálgicos del valle bajo, que incluyen: toda la expansión de terreno agrícola al norte del curso del río Jequetepeque; los «cuellos» de los valles del Río Chamán y del Río Jequetepeque; las laderas áridas de los cerros que circundan la mayor concentración de terreno fértil en el llano aluvial. La ubicación también les concedió la ventaja adicional de tener acceso directo a terrenos agrícolas de alto rendimiento productivo, y que antiguamente habrían sido irrigados con aguas de los canales Serrano y Chepén.El sitio mismo se ubica a solo 3,5 km al sur del cauce actual del río San Gregorio que, si bien se «seca» durante los meses invernales, presenta numerosos bolsones permanentes de agua subterránea asociados. Características 1. Es un asentamiento típico del periodo Moche Tardío en el valle del Jequetepeque. Se ciñe al patrón de asentamientos Moche Tardío descubierto por Dillehay (2001); representa un gran sitio habitacional nucleado (cerca de 40 ha de extensión), fortificado, distinguiéndose de otros asentamientos contemporáneos en su ubicación preferencial, la magnitud de sus obras defensivas, y la monumentalidad de sus construcciones internas. 2. La magnitud de las obras defensivas del sitio.Consta de dos sectores definidos por sendas murallas perimétricas: – El primer sector, denominado monumental, se ubica a lo largo de la parte más alta del cerro. Ocupa aproximadamente la cuarta parte de la extensión total del sitio (9,7 ha) y tiene forma de cuña alargada. La muralla que protege a este sector, ha sido construida en su totalidad con piedras extraídas del mismo cerro.La muralla tiene un largo continuo de 1 717 m, un grosor promedio de cabecera de 2,5 m, y llega a alcanzar una altura de 5,5 m en algunos sectores. El diseño de la muralla sigue un rígido plan defensivo, con solo tres accesos sumamente resguardados, un total de once torreones distribuidos, sobre todo, a lo largo de su trazo este, y hasta once acumulaciones de pequeños cantos rodados (interpretados como municiones de huaracas). Esta muralla es, la obra defensiva más colosal de la región, siendo solamente comparable con la muralla externa de la ciudad de Pacatnamú, la cual data del periodo Chimú.- El segundo sector, que bordea la segunda muralla se extiende sobre las laderas orientales del cerro, al este de la gran muralla defensiva. Está compuesto por pequeñas terrazas interpretadas como viviendas de la gente común. La muralla perimétrica que protege al sector habitacional de bajo rango es de menor altura y grosor que la antes mencionada. No existen torreones y concentraciones de cantos rodados. En las secciones construidas sobre o cerca al llano, tanto adobes como piedra fueron utilizados en su construcción.3. La monumentalidad de sus edificaciones. Se aprecian nueve grandes edificios y conjuntos arquitectónicos menores, de carácter periférico. En los primeros, cuatro edificios destacan por ostentar una posición preferencial dentro del Sector Monumental: a) están construidos sobre la cima del cerro, lo que significa que sus ocupantes ejercían un control visual sobre todo el sitio, b) fueron construidos en el centro del Sector monumental. En el sector diseñado para defensa, estas estructuras ocupan la mejor posición defensiva. Sus ocupantes gozaron de privilegios no accesibles al común de los habitantes de Cerro. c) son las únicas que adoptan en su diseño arquitectónico galerías, a veces rodeando, a veces flanqueando, patios cuadrangulares. Algunas galerías tienen ménsulas que indican la existencia de un segundo piso.4. El tipo de arquitectura es ajeno a la tradición constructiva costeña de la época siendo típico, por el contrario, de tradiciones altoandinas. Algunos autores llaman a este modelo arquitectónico «grupo-patio» y lo consideran característico de la tradición arquitectónica Huari, que experimentó una amplia expansión por la sierra peruana entre los siglos VIII y IX de nuestra era.5. Los cuatro edificios centrales del Sector Monumental ofrecen evidencia arquitectónica que sugiere la presencia de pobladores serranos en el valle bajo del Jequetepeque, con hallazgos de numerosos objetos asociados de cerámica doméstica estilo Moche Tardío y cerámica fina de élite de estilo Cajamarca Cursivo Floral.6. Los fechados radiocarbónicos ubican el final de la ocupación de Cerro Chepén a fines de la Fase Moche Tardío, y permiten esbozar un modelo de colapso político para las comunidades locales del valle Jequetepeque debido a una irrupción militar concebida y ejecutada por líderes de la etnia Cajamarca.Conclusiones: – El sitio arqueológico del Cerro Chepén, es significativo tanto por su posición central, la magnitud de sus fortificaciones y por ser el asentamiento del periodo Moche Tardío más extenso al norte del valle. En cuanto a su construcción, ésta fue construida y ocupada durante el periodo Moche Tardío. – Se confirma la existencia de un enclave serrano en el valle bajo del Jequetepeque, producto de un movimiento expansivo emprendido alrededor del siglo VIII de nuestra era por un grupo altoandino, asentado en los alrededores del valle de Cajamarca (1).- La presencia de la cultura Huari en la expansión Cajamarca, se aprecia en la asociación de cerámica Huari y Cajamarca; la teoría del patrón arquitectónico aprendido del contacto con Huari explica que los Huari y Cajamarca, lejos de enfrentarse, se apoyaron mutuamente en sus empresas expansionistas. Rosas (2004) sostiene que Cerro Chepén habría sido el sitio a través del cual se canalizaron todas estas piezas foráneas dentro del valle bajo del Jequetepeque (2).(1) El posible origen de esta expedición invasora se encuentra en el sitio de Guzmango Viejo, ubicado a 3 100 msnm en la provincia de Contumazá (a 48 km al suroeste de la ciudad de Cajamarca). El sitio fue el centro de una de las warangas de la macroetnia Cajamarca durante el Horizonte Tardío. El sitio, también fue ocupado durante el Horizonte Medio, y no solo ha reportado ingentes cantidades de platos de estilo Cajamarca Cursivo Floral. Cabe destacar, que la arquitectura de Guzmango Viejo incluye galerías de varios pisos. (2) Entre los 16 500 tiestos recogidos en Cerro Chepén durante las campañas del 2003 y 2004 no figura uno solo que aluda al emblemático estilo polícromo Huari-estatal. Esta evidencia es útil para descartar arqueológicamente la presencia de administradores ayacuchanos en este enclave serrano.

coslachec

 

  • Laguna de Mancoche.-Es una de las quince lagunas naturales que existen en el departamento de La Libertad, y está ubicada hacia el norte bajo el cerro Coslechec en un área de 6 hectáreas aproximadamente. Hace 50 años su extensión fue mayor, hoy en día por la ambición de ganar más terreno para la agricultura, viene dañando y reduciendo el espacio, ignorando la importancia que tuvo como fuente de vida de nuestros ancestros como es la cultura mochica.

Hoy debemos aprovechar esta reserva ecológica que produce vegetación propia y en sus aguas alberga peces, gallaretas, patos silvestres y otros: plantas y animales que sirven de fuente de trabajo o alimentan a los vecinos residentes en la zona de Genaro Silva y también a familias que vienen a pescar de otros lugares.

La canción que hemos creado “LAGUNA DE MANCOCHE”, trata de llegar al sentimiento del hombre chepenano recordando el valor histórico que tiene esta laguna y que uniéndonos para una buena gestión podemos hacer de esta un atractivo turístico en nuestro departamento de La Libertad, Provincia de Chepén.FLORA._ Entendida como el conjunto de plantas de una determinada zona o lugar, no es muy variada en la Laguna de Mancoche. Podemos clasificarla de la siguiente manera:

  • Industrial: Enea, Junco, Totora, Sauce, Algarrobo, Pájaro Bobo, Espino, Etc.
  • Frutales: Plátano, Mango, Guabo, Ciruela, Higo, Papaya, Guanábana, Etc.
  • Forrajes: Gramalote, Maicillo, Grama dulce, Yuyo, Turre, Etc.
  • Medicinales: Hierba Luisa, Cerraja, Molle, Achicoria, Llantén, Uña de Gato, Pájaro Bobo, Cadillo, Paico, Hierba Mora, Hoja de Lapa, culantrillo, Berbena, matico, Etc.
FAUNA: La fauna en la Laguna de Mancoche, la podemos agrupar de la siguiente manera:
AVES: Chilala o Chilalo, tordo renegrido, ruiseñor, Gallareta, Cucula,  tórtola, huaco adulto, Martin pescador, pato de laguna, gavilán, halcón, garza, chisco, lechuza, güerequeque, picaflor, peche, pájaro carpintero, pitirre(Putía), abejero, arrocerito, lorillo (periquito), golondrinas, guaraguao, Chiclones.Peces: Mojarra, Charcoca, Cascafe, Tilapia, Panzoncito, Life, Picalon.Moluscos: Caracol, Conchita.Insectos: Zancudo, Libélula (Brujo), Pulato, Avispa, Abeja, Mariposa, Hormiga, Grillo, Chicharra, Luciérnaga, Saltamontes, Mosca, Mosquito, Cucaracha de Agua, .Arácnidos: Araña, Yacomé, Tarántula, Alacrán.Reptiles: Culebra (Boa, Coral, Etc.), Lagartija, Saltojo.Anfibios: Rana, sapo.Miriópodos: El ciempiés.Anélidos: Lombriz de Tierra.

lagunnna

  • Cueva San Ildefonso Ubica en Pueblo Nuevo es un lugar de fe y aventura en la cúspide del cerro San Ildefonso al oeste de la Chepén camino a Cherrepe.

csi

  • Hacienda Lurifíco el conjunto arquitectónico Lurifíco se encuentra ubicado en el KM 698 de la carretera Panamericana Norte en la jurisdicción de Chepén, en la Ex Hacienda y luego cooperativa Lurifíco, hoy asentamiento Humano, esta construido casi en su totalidad con barro y adobe, utilizando en pocos espacios el ladrillo. Lurifíco fue sede en el siglo XIX, por unos días del cuartel de Simón Bolívar, en su paso de Trujillo. Asimismo en esta ex hacienda funciono la única fábrica de Alcohol que hubo en el Perú de ese entonces, además las fábricas de jabón, azúcar y aceite  trabajados por esclavos chinos, de cuya existencia quedan como evidencia los galpones.Su construcción data fines del siglo XVI, siendo sus propulsores destacados empresarios Lambayecanos. La Chimenea aún casi intacta fue construida en 1888 por Enrique Meiggs, quien compró la Hacienda Lurifico a don José Balta en 1866 por la suma de 300 mil pesos.Otra empresa que también explotó la hacienda Lurifico fue la compañía inglesa Peruvian – sugar, que logro triplicar el área de cultivo. Lurifico fue por unos días en Cuartel General del Libertador Simón Bolívar en el recorrido que realizo de Lambayeque a Trujillo. Bolívar detuvo su marcha en este acogedor lugar para aprovisionarse de víveres y como parte de su estrategia.El conjunto Arquitectónico de Lurifico se encuentra ubicado a la altura del km 698 de la Panamericana Norte, a la altura del desvió de ingreso a la ciudad de Chepén (La Libertad); y forma parte de un ambiente de calidad excepcional, conservándose hasta nuestros días sus características exteriores originales. En el conjunto arquitectónico destaca el Castillo, que es lo primero que observa el visitante. En su portada hay detalles armoniosos en sus comisas, ventanas y puertas con coronación de arcos semielípticos y en sus esquinas torreones hexagonales, que posiblemente desempeñaron funciones de vigilancia. La estructura de El Castillo tiene estrecha relación y semejanza a la construcción de un castillo similar cuya antigüedad se remonta a 1514, ubicado en Camaguey (Cuba) y que habría servido de modelo para la construcción del Castillo de Lurifico, destacándose además que en ambos pueblos se cultivo e industrializó la caña de azúcar. Otra construcción es la Chimenea que data de 1888, que conserva su estructura en sus mas mínimos detalles; sirvió en su tiempo para el desfogue del humo producido por los calderos que hacían posible la fabricación del azúcar.A estas construcciones se debe agregar el bloque que forman el antiguo hospital y la escuela, los galpones, donde residían los “Chinos esclavizados”; la antigua fábrica de aceite, de jabón y alcohol, el molino, los almacenes, la sala de maquinas, así como la Casa Hacienda, con las áreas administrativas y el conjunto de viviendas de obreros y empleados. El conjunto arquitectónico, está construido íntegramente en adobe y barro, materiales propios de la zona; se ha utilizado el ladrillo para las arquerías, frisos, vanos y dinteles, como también para el recubrimiento de los pisos.La piedra se ha usado sólo y exclusivamente para las cimentaciones, así mismo los elementos estructurales del techado han sido resueltos en madera, existiendo actualmente problemas de tipo estructural.VER VÍDEO

lurrrrrifico

  • Hacienda de Talambo.-Hoy, el centro poblado Talambo se asienta en el área que ocupo la ex-hacienda Talambo y la Primera Cooperativa Agraria del Perú. Remonta su antigüedad a 135 años atrás y está ubicada al N. E de la Ciudad a 03 Kilómetros de la Plaza de Armas. El nombre de Talambo figura en la Historia del Perú y se lo cita al dar cuenta de la Época Republicana de un conflicto laboral que se suscitó en esta hacienda que a la larga fue tomado como una de los pretextos en los cuales España basó su intento de recuperar su Colonia y que culminó con la victoria peruana del 02 de Mayo de 1866.La historia ubica a Talambo como un predio dependiente del Departamento de Lambayeque porque en sus orígenes esta parte de la provincia de Chepén integró la provincia de Chiclayo que fuera creada por el general Felipe Santiago Salaverry el 13 de Abril de 1835. Los restos arquitectónicos de Talambo así como los de Lurifico pertenecen a los primeros años de nuestra vida republicana y lo constituyen en conjunto la Casa Hacienda, el Túnel, el Cepo y los restos de la Capilla. LA CASA HACIENDA: La Casa Hacienda es una Construcción de dos plantas con sótano, hecha de barro, adobe, caña, ladrillo, arena y cal con escalinatas y pasamanos de madera, ventanas y puertas de fierro y madera tallada, ubicada en una arquería. En la actualidad son pocas las secciones de esta hermosa residencia de corte colonial que albergó a los propietarios de turno, que se encuentran en buen estado, ya que por falta de cuidado no han resistido el paso de los años y la indiferencia de quienes se sirvieron y se sirven de ella en la actualidad.EL TUNEL: Existen los restos de un túnel que según la tradición, comunica el sótano de la Casa Hacienda con la antigua capilla de Talambo, cuyos restos destruidos se encuentran en el camino a Chepén, más o menos a un kilómetro de distancia. Este túnel era de uso exclusivo de los hacendados así como del religioso que oficiaba las ceremonias litúrgicas en la citada capilla.EL CEPO: Con el nombre de Cepo conocen en Talambo el lugar destinado a la reclusión y castigo, con él que contó esta hacienda y que fue construido justamente en el sótano de la estructura principal de la casa. El Cepo era una amplia sala donde se ataba y castigaba a los inculpados. El avance de la civilización y la nula importancia que dieron los cooperativistas a esta dependencia facilitaron su lenta destrucción encontrándose en la actualidad clausurado.

talammboo

 

 

  • Vía Crucis.- El vía crucis más alto del mundoconstruido en el cerro de Chepén, es una de las más bellas obras religiosas, es el segundo de América y tercero en el mundo, Esta obra, simbólico, recuerdo del camino que tuvo que realizar Jesucristo para nuestra redención. esta iniciativa fue gracias al Sr. Alcides Alvarado Ruiz, un Chepenano, que reside en Argentina, cumpliendo un ofrecimiento a su señora madre, son 777 gradas labradas en piedra y cemento 14 estaciones y 22 imágenes de tamaño natural labradas en concreto armado, recordando cada uno de los episodios de la ruta del calvario, culminado en la cima del cerro con la imagen del Cristo Redentor, de 11 metros de alto, desde 1984, todos los años en semana santa se viene dando cumplimiento a un acto de fe mediante, mediante una peregrinación que se hace al vía crucis cerro de Chepén.
  • En la cima del cerro “Chepén”, mudo testigo de las cuitas y alegrías de su ciudad, se alza imponente el símbolo viviente del cristianismo. Allí, a más de 400 metros de altura, dejaron la cruz que con sus brazos en alto anuncia la existencia de un pueblo noble, generoso, creyente y activo participante de los principios cristianos; hoy ese mismo cerro se siente orgulloso y grita con más vehemencia la religiosidad chepenana, porque ya no sólo su cima sentirá el peso del símbolo de la fe, sino también su empinada pendiente y sus candentes arenas han de servir de sostén a una imagen, que paso a paso significará la presencia de una esperanza, de una madre que como todas las del  mundo, están en lo sublime disfrutando de la presencia eterna de Dios. Esa mujer que recibió el sublime don de la maternidad ha comprometido el recuerdo de su hijo y ha fundido en ese recuerdo santo lo humano, en el bronce, en la piedra, en el fierro, en la roca; y lo divino en la expresión de esos cuerpos hechos vida gracias al cincel de Juan Ankajima Rumiche, un foráneo, un piurano que San Sebastián lo enraizó en esta naciente provincia y como un chepenano más ha puesto su brazo y su cerebro al servicio del hombre y a la honra de Dios. Esa mujer, esa madre a la que me refiero,  fue la señora Hortensia Ruiz de Alvarado, en cuya memoria su hijo Alcides, haciendo realidad un caro anhelo de su madre, dotó a Chepén de un paseo turístico que será admirado y envidiado porque es una verdadera obra de arte, distribuida a lo largo de más o menos 600 metros de pendiente de nuestro cerro.Allí encontramos la dulzura de Jesús, la severidad del centurión romano, la hipocresía de Pilatos, la nostalgia de las mujeres de Jerusalén, el dolor de María, el arrepentimiento de Magdalena, el cariño de Juan, la bondad del Cirineo, la ceguera de Longines y toda el alma del cristianismo que ha golpe de comba y cincel ha ido dejando Juan Ankajima, y un hijo que ayer lloró la partida y hoy comparte la sonrisa invisible de su madre a lo largo de su Vía Crucis particular, vivida para materializar el recuerdo de la tragedia Hombre  Dios.Y dejaron un hermoso paseo turístico. Las imágenes que representan a los actores de la Vía Dolorosa, fueron dejadas en cada una de las estaciones gracias al servicio que prestó el helicóptero FAP piloteado por el Teniente FAP Eddy Espinoza Colona llevando como copiloto al técnico FAP Francisco Lombardo Perea, ambos del grupo aéreo nº 3 de Lima, como fotógrafo al Sub  Oficial FAP Edgardo Zegarra Lombossio del grupo aéreo 11 de Talara. Su presencia y su actuación constituyó un espectáculo sui géneris en el cielo chepenano y, sin lugar a dudas, el 30 de junio de 1984 ha de ser recordado con cariño cada vez que un miembro de la FAP cruce nuestra bóveda celeste. A este recuerdo ha de asociarse el nombre del Prefecto de Lambayeque, el chepenano Julio Armas Loyola que amó y sirvió a su tierra, así como a la Fuerza Aérea Peruana, verdaderos Caballeros del Aire. Más de un año de continuo bregar desafiando la inclemencia del sol y el soplo del viento, un año desde que Alcides y su cuñado el argentino Carlos Putzlacher Rhode comenzaron a luchar con la tierra, la piedra, con el tiempo y también con la incomprensión; pero hoy, todo está vencido, tienen a su pueblo en torno a esa madre y su hijo, a esa obra, ese Vía Crucis que ya dejó de ser patrimonio familiar para ser alma y cuerpo de Chepén, porque es una gloria más que tiene que pregonar nuestro cerro y un tesoro preciado que guardar.
    La vida no sólo es muerte, el Vía Crucis que es sinónimo de dolor culmina con la Resurrección de Jesús y el triunfo de la vida eterna sobre la muerte; por eso este Vía Crucis  culmina  con la efigie de un Cristo gigante, de diez metros de altura para demostrar la bondad infinita de nuestro Padre y nos invita a peregrinar con fe, resignación y esperanza para alcanzar el Reino de Dios que no es de este mundo.
    Los chepenanos expresamos nuestro agradecimiento y felicitación a Don ALCIDES ALVARADO RUIZ, por esta obra tan maravillosa que nos ha dejado un profundo eco de gratitud a un pueblo que es cofre de bondad y cristianismo.

viacruz

Festividades

  • La fiesta patronal de Chepén es el 20 de enero en honor a San Sebastián.
  • Cuenta la leyenda que  la imagen de San Sebastián que se venera en el templo de Chepén fue hecha del tronco de un viejo naranjo talado por su propietario, porque el arbolito no producía como en sus buenos tiempos. El corte del naranjo permitió al hortelano ganar espacio, aire y luz para sus plantaciones abandonando el deforme tronco en un rincón del huerto.
    Cierto día un hombre aficionado a la escultura observó detenidamente el viejo tronco, llamándole la atención su forma casi de un cuerpo humano por la que pidió y obtuvo permiso del dueño para labrarlo y pulirlo hasta que logró la imagen de San Sebastián que luego fue presentado por el propietario.
    El hortelano, al contemplar el fino y delicado trabajo del artista y en lo que se había convertido el pedazo de madera que sin mayor importancia ocupaba sitio y estorbaba en el huerto, exclamó: ¡San Sebastián, naranjo te conocí…todos los milagros que hagas, me los pones aquí!,  al tiempo que se señalaba la nariz.
    La leyenda añade que el artista que esculpió la imagen de San Sebastián de Chepén era sordo de nacimiento y recuperó  totalmente la audición tan luego San Sebastián fue colocado en el altar de su templo.
    En torno al origen de la imagen de San Sebastián, un buen sector de la población reconoce que cuando era inminente la invasión chilena, el párroco y los fieles escondieron al patrón y las joyas de la Iglesia en los arenales de las faldas del cerro, dejando marcas que identificaban el sitio del entierro, señales que el tiempo se encargó de hacerlas desaparecer. Por eso, cuando fueron en busca del entierro no encontraron nada y cansados de buscar abandonaron la empresa y todo pasó al olvido.
    Como tenía que suceder, porque la leyenda tenía que tener sustento y la fe base, cierto día un pastor que deambulaba por las faldas del cerro vio que del arenal emergía paulatinamente la imagen de San Sebastián, víctima del susto y la sorpresa dio parte a la gente que acudió presurosa para rescatar y trasladar al patrón a su altar, desde el cual protege permanentemente a los chepenanos, cuidando sus campos y bendiciendo sus cosechas.
    La tradición y la leyenda en torno al origen de la imagen de San Sebastián, Patrón de Chepén, se sustenta en la fe y creencia de estos relatos que toman fuerza por la religiosidad popular tan generalizada en nuestro distrito, y mantienen año a año inquebrantable la devoción a San Sebastián, “Defensor de la Iglesia” y Santo Patrón del distrito de Chepén.

sanseb

  • Marzo: Semana Santa en Chepén, festividad religiosa, de cantos y rezos conmemorando los acontecimientos de laVía Crucis de Cristo. Aún quedan esculturas, que conmemoraban los diversos momentos estas van ascendiendo hasta el cerro muy cerca a esta localidad. El Corpus Christi, una fiesta que mueve miles de chepenanos que se reúnen para dar gracias a Dios eucaristía, instituciones, grupos y barrios preparan sus alfombras muy coloridas y altares pintorescos llenos de fe y amor.
  • Mes Morado, las tradicionales peregrinación del señor de los milagros patrón de nuestra patria,todo el pueblo se pone de pies y sale a darle un homenaje a nuestro señor, quien recorre todo Chepén, en octubre esta ciudad se viste de morado y sus calles adornadas reciben la tradicional procesión acompañada de la hermandad, sahumadoras, grupo de procesiones y fieles devotos.en esta fiesta se recibe amor y fe. Del 8 al 15 de noviembre: Semana Jubilar de la localidad festividad de carácter folclórico, asistencia de bandas y eventos deportivos.
  • Fiesta a la Santísima Virgen Inmaculada Concepción,del 5 al 15 de diciembre esta fiesta mariana, una celebración que ha reunido y reúne un sinnúmero de fieles que durante esta fiesta veneran y honran a la Madre de Dios, el último día sale en andas la Santísima Virgen, acompañada de niños, jóvenes y adultos. Cada barrio se preparan con banderines, altares y alfombras para la considerada protectora del pueblo de Chepén. En esta fiesta, los católicos chepenanos rinden homenaje a la Virgen Inmaculada con bandas y mariachis.
  • La Cruz de Robles, Empezó en 1913 como un peregrinaje de señoras compadecidas que iban a rezar por el alma del difunto Oscar Robles asesinado en Agosto de ese año por un rival sentimental y ahora, al cabo de 96 largos años, la tradicional costumbre, matizada de leyendas, sigue ganando “devotos”, incluso foráneos; hay quienes aseguran haber sido favorecidos con milagros obtenidos por mediación de la “Cruz de Robles”. Así la bondad de Dios estaría premiando a quienes practican esta forma la piedad. Oscar Robles habría vivido con su esposa y sus padres en una modesta casa de adobes, con techo de cañas y paja, ubicada en la esquina de la calle Trujillo con Jirón Atahualpa, donde después estuvo el Banco Internacional del Perú-Interbanc, y ahora funciona otra entidad financiera. Robles era maestro de escuela y vivía feliz hasta que su mujer resultó pretendida por un peón de la hacienda Lurifico que llegaba a la picantería que los padres de Robles tenían en su casa, en la cual servían agradables “causas” y chicha madura “de la buena”.Un día Robles y su esposa fueron a dar un paseo por las afueras del pueblo hasta llegar al lugar donde ahora está la Cruz recordatoria. Allí fue que, saliendo de entre los montes, el traidor atacó alevosamente a Robles, matándole a puñaladas y dándose a la fuga. Sin embargo, contaban los antiguos, que el culpable de esta historia huyó hacia el norte de Chile perseguido por su propia conciencia que no le permitió regresar a su pueblo, y aquí habría encontrado muerte igual a la que él asesto a Robles.Al principio fue una cruz solitaria instalada junto al camino convertida después en carretera Panamericana (km. 708.5), y allá acudían las señoras a orar por el alma del difunto. Después fue construida una pequeña capilla y la cruz de madera fue sustituida por otra de hierro; sus visitantes dejaron de ser sólo mujeres y empezaron a ir también varones y así continúa hasta la fecha; se da el caso que viajantes y viajeros que pasan por allí detienen sus vehículos, se acercan, dejan flores, encienden velas, oran y se van. Muchos de ellos vienen especialmente a cumplir el rito, sobre todo choferes de ruta larga que lo han tomado como una obligación y, si tienen prisa y no pueden detenerse, al menos se persignan al pasar, abogan por el alma de Robles, imploran bendiciones y se van.

robles

Platos Tipicos

  • Cabrito
  • Arroz a la Chacra
  • Chirimpico
  • Cebiche
  • Espesado

cbto ceviche